Idiomas:
Inicio » Alergia

Alergia a los perfumes

Alergia inicio

Contexto - Más de 2.500 ingredientes de fragancia se utilizan en perfumes y productos de consumo perfumados, como cosméticos, detergentes, suavizantes para tejidos y otros productos domésticos, para conferirles un olor específico, por lo general agradable.

Dado que dichos ingredientes pueden causar irritaciones cutáneas o reacciones alérgicas, existe una lista de 26 sustancias que deben identificarse en los productos para informar a los consumidores desde 1999.

¿Sigue siendo suficiente esta lista o se deben añadir aún más ingredientes de fragancia?

Las respuestas a estas preguntas constituyen un resumen fiel del dictamen emitido en 2012 por Comité Científico de Seguridad de los Consumidores (CCSC): " Opinion on Fragrance allergens in cosmetic products" Más...

GreenFacts elaboró este resumen en virtud de un contrato firmado con la DG Sanidad y Consumidores de la Comisión Europea, que autorizó su publicación. Puede consultar esta publicación en europa.eu.
Derechos reservados© DG Sanidad y Consumidores de la Comisión Europea.

  • Fuente:CCSC (2012)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

1. Introducción

Los ingredientes de fragancia se encuentran en cosméticos y otros
								productos de consumo.
Los ingredientes de fragancia se encuentran en cosméticos y otros productos de consumo. Fuente: Lilieks

Las sustancias aromatizantes o de fragancia pueden proceder de fuentes naturales o de síntesis químicas. Se trata de compuestos orgánicos con un olor característico, por lo general agradable, utilizados en perfumes y productos perfumados de consumo, como cosméticos, detergentes, suavizantes para tejidos y otros productos domésticos. Las fragancias proporcionan un aroma fresco y placentero para el consumidor, o enmascaran olores desagradables. Las sustancias aromatizantes también se utilizan en la aromaterapia y, en ocasiones, en productos herbolarios. Más en inglés…

2. ¿Qué tipo de problemas cutáneos tienen su origen en los ingredientes de fragancia?

Los ingredientes de fragancia pueden causar erupciones cutáneas,
								pero por lo general no se trata de reacciones alérgicas.
Los ingredientes de fragancia pueden causar erupciones cutáneas, pero por lo general no se trata de reacciones alérgicas.
Fuente: James Heilman

Los problemas más comunes relacionados con los ingredientes de fragancia, ya sea mediante el uso de perfumes o productos de consumo perfumados, son las alergias e irritaciones cutáneas. Muchas personas se quejan de intolerancia o erupciones ante perfumes o productos perfumados. Sin embargo, se cree que la mayoría de los síntomas comúnmente descritos como “erupciones cutáneas” corresponden a irritaciones y no, a alergias de la piel. Una diferencia clave es que las reacciones alérgicas suelen ocurrir aproximadamente un día después de la exposición al perfume o producto cosmético, mientras que la irritación cutánea se desarrolla inmediatamente después del uso.

Las alergias cutáneas a los ingredientes de fragancia se producen cuando la piel del individuo se ve expuesta a una cierta dosis mínima de una fragancia alergénica, por ejemplo mediante el uso habitual de un producto cosmético perfumado. Una vez que se desarrolla una alergia, se convierte en una afección de por vida. Los síntomas principales son enrojecimiento, hinchazón y vesículas que se describen habitualmente como “erupción cutánea” y que pueden aparecer tras la exposición repetida a la fragancia alergénica en cuestión. Las alergias cutáneas a los ingredientes de fragancia suelen producirse por el uso de productos cosméticos perfumados, y con frecuencia afectan a la piel de la cara, las manos o las axilas.

Las fragancias de los perfumes y productos cosméticos también pueden causar irritación. Sin embargo, estas reacciones cutáneas no pueden atribuirse únicamente a los ingredientes de fragancia que contiene el producto. Tales efectos dependen también del potencial de irritación de los demás ingredientes y de las cantidades presentes en el producto cosmético. Más en inglés…

3. ¿Cómo pueden convertirse las sustancias aromatizantes en alérgenos de la piel?

Para causar una alergía de la piel, una cierta cantidad minima de la sustancia aromatizante debe penetrar en la piel y unirse a una de sus proteínas. Una vez que esta sustancia se ha unido a una proteína de la piel, puede provocar una serie de fenómenos en nuestro sistema inmune que termina causando los síntomas de alergia.

Si bien existen sustancias aromatizantes que se adhieren directamente a las proteínas de la piel, también se conocen otros tipos de sustancias que necesitan sufrir una transformación química antes de la adhesión. Esta transformación puede producirse en la superficie de la piel, por ejemplo en presencia de aire o luz solar, o en su interior, después de una reacción con las enzimas cutáneas (“bioactivación”). Estos procesos de transformación pueden convertir una sustancia poco o nada alergénica en un potente alérgeno de la piel. Más en inglés…

4. ¿Qué sustancias aromatizantes se pueden clasificar como alérgenos de la piel?

En función de la calidad de la información disponible y la fiabilidad de las pruebas, los dermatólogos y otros científicos distinguen entre alérgenos de contacto probados (en seres humanos o animales), probables y posibles. Para la evaluación se tienen en cuenta datos sobre la sustancia aromatizante obtenidos a partir de estudios en humanos (como estudios clínicos o epidemiológicos) y estudios experimentales en animales. También se considera información sobre la estructura química que, basándose en la experiencia previa con sustancias químicas similares, indican la probabilidad de que una sustancia cause alergias cutáneas.

Tras el examen y evaluación de los datos, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores identificó un total de 54 sustancias aromatizantes individuales y 28 extractos naturales (aceites esenciales) como “alérgenos de contacto probados en humanos”. El comité también categorizó 18 sustancias químicas individuales y 1 extracto natural como “alérgenos de contacto probados en animales”, 26 sustancias químicas individuales como “alérgenos de contacto probables” y 35 sustancias químicas individuales más 13 extractos naturales como “alérgenos de contacto posibles”.

Categoría Número de sustancias aromatizantes individuales Número de extractos naturales Lista de sustancias Conclusiones sobre el etiquetado en productos de consumo
Probados en humanos 54 28 82 sustancias (13.1) Etiquetado recomendado
(consulte las conclusiones)
Etabli chez les animaux 18 1 19 sustancias (13.2) Etiquetado recomendado
(consulte las conclusiones)
Probables 26   26 sustancias (13.3) Etiquetado recomendado
(consulte las conclusiones)
Posibles 35 13 48 sustancias (13.4) -

(Se recomienda que los 127 alérgenos de contacto probados y probables se indiquen en las etiquetas de los productos de consumo que los contengan). Más en inglés…

5. ¿Cómo se expone la población a las fragancias alergénicas?

La población se ve expuesta a sustancias aromatizantes a través de su uso en perfumes y productos de consumo perfumados, como cosméticos, detergentes, suavizantes para tejidos y otros productos domésticos. Estos últimos utilizan fragancias para proporcionar al consumidor un aroma fresco o enmascarar los olores desagradables de las materias primas. Las sustancias aromatizantes también se utilizan en la aromaterapia y, en ocasiones, en productos herbolarios. Las fragancias o “perfumes” son mezclas complejas que pueden contener hasta varios cientos de ingredientes de fragancia diferentes. Las bases de datos especializadas recogen más de 2.500 ingredientes de fragancia utilizados para el perfumado de productos de consumo. Más en inglés…

6. ¿Qué vacíos existen en los conocimientos actuales sobre la alergia a los perfumes?

¿Qué vacíos existen en los conocimientos actuales sobre la alergia a los perfumes? Aunque la ciencia ha avanzado en los últimos años, existen vacíos en los conocimientos sobre:

  • qué sustancias aromatizantes específicas causan alergias en los seres humanos,
  • hasta qué punto es mayor el riesgo de desarrollar alergias entre la población vulnerable en comparación con la población normal,
  • qué niveles de exposición pueden considerarse seguros para los grupos de población no alérgicos y susceptibles, y
  • cómo, en qué medida y con qué frecuencia los consumidores utilizan productos cosméticos perfumados.

Un conocimiento más profundo de estos aspectos mejorará la evaluación y gestión de riesgos de los productos perfumados con fragancias alergénicas. Más en inglés…

7. Conclusión: ¿Es adecuada la normativa europea actual sobre fragancias alergénicas?

En 1999 se identificó un grupo de 26 fragancias alergénicas con potencial conocido para causar alergias cuya presencia en productos cosméticos debía darse a conocer a los consumidores.

Sobre esta base, la Directiva sobre cosméticos dispuso que la presencia de cualquiera de estas 26 sustancias se indicara en la lista de ingredientes cuando estuvieran presentes en concentraciones superiores a 0,001 % en los productos que no requieren aclarado y 0,01 % en los que sí. Dichos límites se establecieron como una decisión administrativa pragmática ante la ausencia de umbrales conocidos para estos alérgenos.

Estas directrices de etiquetado permiten a los pacientes alérgicos a una, o más de estas 26 sustancias químicas aromatizantes, evitar los productos que las contienen.

El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores identificó una serie de sustancias individuales y extractos naturales como alérgenos de contacto probados o probables basándose en una combinación de pruebas. En sus conclusiones, el Comité recomienda informar a los consumidores de la presencia de todas las fragancias alergénicas conocidas y probables en los productos cosméticos.

Aunque no fue posible establecer un nivel seguro de exposición general valido para todas las fragancias alergénicas, se considera que un nivel de 0,01% de una fragancia alergénica en un producto cosmético debería ser tolerable para la mayoría de los consumidores con alergia de contacto a dicha fragancia. Sin embargo, este nivel máximo permitido no descarta que el sector más sensible de la población pueda desarrollar una alergia cutánea tras la exposición. Por lo tanto, establecer un nivel máximo permitido para un producto no elimina la necesidad de proporcionar información al consumidor sobre la presencia de sustancias aromatizantes en los cosméticos. Más en inglés…


FacebookTwitterEmailDescargar (1 página, 0.9 MB)
 foldout
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa

Video